La pena por homicidio en chile es de 5 a 7 años de reclusión, pero con rebajas penitenciarias se cumplen penas de cuatro años de presidio por asesinar a una persona.

Actualmente hay 66.000 personas en búsqueda y captura, pero por ley es ilegal que un policía le pare en la calle y le pida el carné de identidad para identificarlo sin mediar delito infraganti.

los voluntarios de derechos humanos que prestan abogados gratis, todavía no se han presentado a ofrecerle sus servicios al cajero quemado durante un asalto en un supermercado.

Ya lo saben asesinos del mundo vengan a chile, aquí por matar un ser humano apenas 4 años de prisión.

Los chilenos enrejados y los ladrones y asesinos están libres para reincidir sin parar.

Los que gobiernan, los que legislan, por ideología no endurecen las penas porque no creen en la maldad del delincuente.

Por ideología deberían adoptar un descarriado de éstos y tenerlo en su casa durante 6 meses.


Anuncios