Las consecuencias de que Chile sea demandado en la Haya no es más que porque Chile no consideró cerrado el tema con el tratado de 1904 al ofrecer en múltiples ocasiones conversaciones a Bolivia para una posible salida al mar. Obviamente Bolivia tiene salida al mar por los puertos del mar de Chile de acuerdo al mismo tratado de 1904, pero no tiene una franja terrestre soberana, ni puertos ni mar soberano que convertiría Bolivia de inmediato en puerto libre ganando a Iquique su comercio de zona franca, y estableciendo una zona pesquera con leyes Bolivianas. Los gobiernos chilenos pensaron que darle una franja soberana a Bolivia partiría Antofagasta en dos, es decir a Chile en dos y eso no se puede permitir, optando por la solución de darle una franja entre Arica y Tacna lo cual haría posible una salida al mar a Bolivia sin cortar en dos el territorio de Chile y de paso según los estúpidos, Chile dejaría de tener frontera norte con Perú lo que evitaría una invasión terrestre hacia Chile por parte de Perú porque tendrían que invadir territorio Boliviano para tal hazaña. Esta solución resulta impugnada porque este territorio formó parte de Perú, y por otro tratado Chile no puede ceder ese territorio a terceros sin la autorización de Perú. Perú se opone hasta ahora a esa solución para Bolivia. Por lo tanto la única solución posible es una autopista elevada desde territorio boliviano hacia un punto de la costa inhabitada donde establecer un puerto con las infraestructuras necesarias y cerrado al acceso desde territorio chileno.

Pero, y si se pensase en otra fórmula que podría tener ventajas para ambas partes. Nos olvidamos del corredor terrestre y de la autopista voladora y nos centramos en una zona costera de 3 kilómetros de costa de largo por 1 kilómetro de ancho, en el cual Bolivia construiría su toda su infraestructura portuaria necesaria para el funcionamiento del sistema. Ese sería el anillo perimetral de soberanía Boliviana permeable, es decir abierto a un segundo anillo perimetral de soberanía chilena que contaría con urbanizaciones, servicios de toda clase para atender la actividad del puerto. A Chile el arancel cero hace que sea competitiva la importación de bienes, por lo tanto la carga que entre en este puerto y sea derivada hacia Chile no sería contrabando. El puerto entonces sería territorio Boliviano como lo sería su embajada en Santiago y sería de libre acceso desde suelo chileno(sin paso fronterizo). A cambio, se pediría un contrato de gas a precio reducido por doscientos años.

Estoy de acuerdo con el Papa, Bolivia debería tener acceso al mar, por Argentina .


Anuncios