El crecimiento económico se ha frenado en seco, la delincuencia ya es colosal debido a la falta de castigo a los delincuentes, los detienen y los sueltan enseguida. Incluso los taxistas ya te asaltan arrancando con la maleta, las bolsas del supermercado o la novia.

Te paseas por el centro de Valparaíso y parece una ciudad de zombies de una película de terror.
Abandono, suciedad, hediondez, incivismo, rayados, perros vagos, mendigos, borrachos, drogados, peleas callejeras, asaltantes, calles en mal estado llenas de hoyos, mugre en las fachadas, vidrios rotos.

El transantiago es un fracaso de diseño, en trenes ni siquiera existe un tren de pasajeros para ir de Santiago a Valparaíso. La salud pública es pésima, las pensiones son miserables, la justicia es la expresión máxima de injusticia, los gobernantes y parlamentarios unos corruptos.

Chile ha caído por el peso de su inmoralidad, el incivismo y su escasa inteligencia.


Anuncios